Regular check ups actually save you money

  • Dental Health   •   October 2, 2017

El blanqueamiento dental hoy en día es un tratamiento que se encuentra al alcance de todos, existen varios métodos que nos pueden ayudar a lucir una sonrisa perfecta.

Si ya se tomó la decisión de realizar un tratamiento de blanqueamiento dental, lo primero que debemos hacer es consultar con tu especialista de confianza, el será el encargado de recomendarte el tratamiento adecuado para ti.

Existen varios tipos, entre ellos están:

BLANQUEAMIENTO DE CONSULTORIO: este tipo de blanqueamiento se lleva a cabo en la clínica dental. Cada sesión dura unos 45 minutos y podemos ver resultados desde el primer día, con un aclaramiento de hasta tres o cuatro tonos; sin embargo, este efecto consúltalo con el profesional para que te indique según sea el caso.

BLANQUEAMIENTO CASERO: este tipo de blanqueamiento es realizado en casa, pero de igual forma debe estar supervisado por el especialista en sus controles. En la consulta, se confecciona unas férulas basadas en los moldes de nuestros dientes, el profesional te brindara el agente blanqueador y las indicaciones según sea el caso. Recuerda ser constante, disciplinado y seguir al pie de la letra las indicaciones que te brindó el profesional.

BLANQUEAMIENTO MIXTO: este blanqueamiento es la combinación de ambos métodos anteriormente mencionados.

BLANQUEAMIENTO INTERNO: este tipo de blanqueamiento está diseñado para aquellos dientes que han sufrido un tratamiento endodóntico; es decir, a quienes le han matado el nervio, y por varias consideraciones, este diente ha cambiado de color a diferencia del resto.

La periodicidad de la realización de este tratamiento depende de múltiples factores: la aparición de manchas en la superficie dentaria, las exigencias estéticas del paciente, sus hábitos de consumo.

¿Cada cuánto tiempo puedo hacerme un blanqueamiento?

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético no invasivo, cuyos efectos pueden perdurar en el tiempo siempre y cuando el paciente siga rutinas rigurosas de higiene y una dieta baja en alimentos con altos insumos de colorantes.

El blanqueamiento suele ser duradero sin importar que método se haya utilizado, lo fundamental es seguir las recomendaciones del especialista y evitar el consumo de alimentos y bebidas que puedan alterar su color.

Al ser un tratamiento médico, el especialista es el encargado de indicar cuando se debe repetir y el método más efectivo para cada paciente. Dependiendo de esto y también de nuestra propia salud dental, el dentista estimará cada cuánto hay que repetirlo.

Si hay reaparición de manchas, CONSÚLTALO con tu odontólogo, probablemente no solo necesitas un blanqueamiento sino otro tipo de procedimiento.

De igual forma en las consultas periódicas se realizarán las sesiones respectivas de mantenimiento para garantizar una sonrisa perfecta.

Sonríe Siempre

Agenda una Cita